Cómo elegir un buen instituto con valores educativos



El próximo año mi hijo comienza la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y me pregunto a menudo ¿dónde se ha metido mi bebé?. Los cambios del colegio al instituto, a menudo, producen incomodidades, nervios e incluso miedos, así que - para asegurarme de que la elección de centro es la adecuada según nuestros valores familiares- he seguido unas pautas que, quizás, pueden ser de tu interés para realizar la mejor elección.





- Mamá, mamá, en el colegio me han dado esta documentación para elegir el Instituto-

- Ay, madre, ¿ya? Pero, ¿dónde está mi bebé?


Sí, mi madre habla así, en voz alta sus pensamientos. Y muchas veces, casi todas, me deja en ridículo. Hoy me da igual, porque ya me siento mayor, voy a ir al Instituto a estudiar ESO. Eso que nunca sabes lo que es hasta que llega el momento de pasar a la Educación Secundaria y ya no dejas de oír la palabra. Tantas veces la oyes que hasta da miedo.

Miedo de ir a un lugar extraño y nuevo. Miedo de pasar a ser de los pequeños. Miedo porque ahora tendré más horas lectivas. Miedo porque hay más asignaturas y más especializadas. Miedo porque tengo más profesores diferentes. Miedo por mis inseguridades preadolescentes. Miedo porque no sé si estaré capacitado. Miedo porque no soy tan mayor, aunque no quiera reconocerlo.



¿QUÉ HACER ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN?

Visitar el Instituto o Institutos. Los IES (Institutos de Educación Secundaria) tienen, en su mayoría, una jornada de puertas abiertas donde los niños podremos ir a visitarlos, conocer las aulas, las instalaciones, los profesores y hacer preguntas. Para mí es importante ver el patio, saber cuánto tiempo hay de descanso y si seguiremos haciendo excursiones, por ejemplo.

Tranquila, suelen tener jornadas para los padres también, donde el centro compartirá sus contenidos curriculares, valores educativos, actividades extraescolares y otras cuestiones importantes de adultos.

Si no es así, puedes llamar directamente al instituto y solicitar una entrevista con el Jefe/a de Estudios o con el/la orientador/a y allí tratar directamente sobre estas y otras cuestiones.



¿QUÉ PREGUNTAS IMPORTANTES PODÉIS HACER EN EL INSTITUTO?

Muchos padres eligen los centros educativos en función de los resultados académicos de los alumnos que a ellos asisten, lo cual es plausible, pero no el único rango importante a tener en cuenta. Los Objetivos Curriculares y sus contenidos, son idénticos en todos los institutos en base a las normativas autonómicas marcadas legalmente, así que mejor preocúpate del valor añadido que cada centro ofrezca y de los valores educativos que el equipo docente tenga ya desarrollados. Estos marcarán la diferencia entre los IES de tu lista y te ayudarán a priorizar tus elecciones:

1. Sección bilingüe. En caso de tener, informarse sobre cuántas hay, en qué cursos y cuáles son las asignaturas que pueden cursarse en un idioma extranjero, y en qué idioma.
2. Asignaturas optativas que ofrecen y en qué ámbitos: tecnología, música, valores ...
3. Actividades extraescolares: Música, Tecnología, Plástica, Teatro, Idiomas, Científicas ...
4. Intercambios de estudiantes con otros centros docentes, durante el curso académico o durante el período de vacaciones.
5. Salidas educativas programadas curricularmente
6. Plan de actuación en caso de alumnos con deficiencias educativas. Si no llego al mínimo exigido ¿me invitan a irme del centro, o, recibo algún refuerzo educativo especial de seguimiento?
7. Plan de seguimiento de alumnos en circunstancias especiales familiares: fallecimiento, separación matrimonial ...
8. Plan de integración de alumnos con minusvalías, físicas o psíquicas.
9. Plan de actuación en caso de buying.
10. Proyecto del aula/equipo: ¿se consensuan actuaciones conjuntas por curso? o ¿cada profesor actúa individualmente en su aula? No me gustaría, por ejemplo, que mi profesor de 1ºA efectúe una actividad interesante y que no puedan acceder los de 1ºB o 1ºC porque su profesor no tiene interés.
11. Plan de "apadrinamiento" de los alumnos de primero por alumnos mayores, que los acompañarán y apoyarán en su andadura durante el primer curso.
12. Control de acceso al centro educativo y de la asistencia a clase.




YA TENEMOS LA DECISIÓN, Y AHORA ¿QUÉ?

Si el centro elegido es privado o concertado, deberéis informaros en el propio instituto sobre el plazo, los formularios a cubrir y la documentación a presentar.

Si el centro elegido es público, debéis saber que cada colegio está adscrito a un IES. ¿Qué significa eso? Que el instituto de adscripción admitirá automáticamente a todos los alumnos de su colegio, asegurando así una continuidad en el plan de estudios. Así pues:

1. Si tu hijo estudia en un CEIP y el Instituto elegido es el centro adscrito, únicamente deberéis cubrir un formulario que tu hijo recibirá a través de su tutora (generalmente en el mes de febrero). Será el propio colegio quién hará llegar las solicitudes al Instituto y éste, directamente, os comunicará la aceptación y el plazo de matriculación de vuestro hijo.

2. Si tu hijo estudia en un colegio privado, concertado o en un CEIP pero el IES elegido es diferente al centro adscrito, deberéis presentar una solicitud de acceso al nuevo IES en el plazo que éste os indicará (normalmente en el mes de marzo), ordenando del 1 al 6 la relación de Institutos por preferencias (siendo 1 el más importante y 6 el menos importante). Una comisión de escolarización valorará por puntos vuestra solicitud y decidirá si vuestro hijo es admitido y en qué opción. No olvides que la escolarización es obligatoria, por lo que tu hijo siempre será admitido en algún Instituto, quedando el de adscripción como último recurso.
¿Qué datos puntúan? La proximidad de la vivienda o lugar de trabajo, hermanos en el centro, renta anual per cápita de la unidad familiar, discapacidad de padres o hermanos, situación de familia numerosa ...




CONSEJOS PARA PADRES

1. Tu apoyo y colaboración es fundamental para favorecer el tránsito del colegio al instituto. Hablemos anticipadamente de lo que supone para familiarizarme con el cambio y romper con posibles miedos o angustias.

2. Incentívame a investigar sobre los posibles institutos: hablar con alumnos que asisten a ellos; bucear en las webs de los centros...

3. Valoremos en familia los pros y contras de los centros. Escuchad mis opiniones, intereses y gustos porque, al final, seré yo quien deba estudiar allí.



Y tú, ¿tienes algúna pregunta que podamos añadir para formular al nuevo Instituto? ¿Qué requisitos le pides al centro docente de tus hijos?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...