Abuelos. Manual de uso para niños



Los abuelos, queridos amigos, son el medicamento que nos curan de estar tristes, que nos besan y que nos consienten aunque nos hayamos portado un poco mal.

Contenido de este especial y cariñoso prospecto medicinal:

1. Qué es un abuelo/abuela

Dícese de unos ejemplares de la raza humana, ya jubilados, que llegan por pares a la vida de uno sin petición previa (dos pares máximo). Desde tiempos inmemoriables se ha demostrado que son seres imprescindibles (véase sino qué sería de Caperucita sin su abuela, por ejemplo), y que complementan cualquier familiar que se precie, porque sólo están ocupados cuando el Nieto los va a visitar.
Todo el mundo debería buscarse unos abuelos, en caso de que la naturaleza no te proveea de ellos, porque son las únicas personas grandes que siempre están contentas de estar con el Nieto.
Son seres divinos de edad avanzada, que deben tener al menos un hijo, y gustarles mucho los niños de los demás. Es imprescindible que las abuelas huelan a jabón y a bizcochos, y que los abuelos sean muy sabios e incansables contando historias.

2. Precauciones antes de usar

Los abuelos/abuelas son tan viejitos que en caso de caerse pueden romperse, por lo tanto, deben ser sometidos a una prueba de resistencia. Mi recomendación personal es jugar un partido de fútbol a 30º exteriores, y si aguantan sin ser hospitalizados podréis obviar este apartado. Están preparados para todo. En caso contrario, se recomienda la prueba del futbolín, mucho más segura y con menos riesgos.
Para poder acceder al universo de sabiduría y experiencia de tu abuelo, conviene poner a su alcance los utensilios de construcción, herramientas de carpintero y enseres de agricultor que encuentres a tu alcance. Con eso y tu gran diccionario de preguntas, ya estás preparado para un uso 100% rentable de tu abuelo.
Para poder alcanzar la cima del amor y del respeto de tu abuela, ten la precaución de ayudarla mientras cocina, está cosiendo o viendo la telenovela. A partir de ahí estará cargada de energía y a tu entera disposición con una sonrisa permanente

3. Cómo utilizar de forma adecuada

Algunos abuelos son desmontables (gafas, encías, dientes, prótesis …), pero conviene no alterar su estado físico integral para garantizar el correcto funcionamiento de los mismos.
Se recomienda un uso temporal que no exceda de las 20 horas diarias porque de incrementarse pude crear empacho emocional, alimentario o finalización grave de baterías.
Las abuelas no entienden de horarios en cuanto el Nieto dice tener hambre, ya sean las doce, las cinco o las tres de la mañana. Cualquier hora es buena para hornear un bizcocho, freír unas patatas o amasar una empanada. Todo sea por ver al retoño disfrutar con la comida.
Los abuelos, por su parte, chutarán balones, correrán carreras y comprarán juguetes hasta volverse locos antes de caer rendidos ante el Nieto, mientras sudan tolerancia a borbotones por todos sus poros.


4. Posibles efectos adversos

a)      Tienen tantas ganas de malcriar al Nieto que olvidarán la función de educadores que sus hijos sufrieron
b)      Se desatarán la melena y te permitirán pintar en el suelo o en el techo, o en ambos sitios a la vez como si se tratara de las pinturas ruprestres santanderinas.
c)      Las leoneras en las que se convertirán sus casas serán susceptibles de obras de remodelación durante las próximas semanas para recuperar su estado original
d)      Los objetos valiosos, de no ser resguardados antes de la visita del Nieto, se reubicarán a la caja de “cosas inservibles” o en el de “susceptibles de restauración”

5. Conservación de los abuelos

Para el correcto mantenimiento de los abuelos, y que puedan ser reutilizables en próximas ocasiones, conviene comprobar que los siguientes puntos siguen funcionando de forma óptima y que están en “Modo ON”:
Tranquilizarse; despreocuparse de las cosas; olvidarse del tiempo y de las prisas; eliminar normas; relajar las políticas de los padres y del rincón de pensar; no poner caras de enfado; ver la belleza, inocencia, brillantez y genialidad del Nieto; pasar de una mirada frustrada a una maravillosa, y, sonreír en todo momento.
En caso contrario, habrá que ampliar el tiempo sin visitas para su reseteo.

6. Información adicional

Conviene advertir que, cualquier Nieto que entre en casa de sus abuelos hecho un pincel, bien vestido, limpio, con el pelo recién peinado y con modales monárquicos, al salir no será reconocido, por haberse transformado en un animalito salvaje, que corre endemoniado, sucio, exhausto y despeinado … pero inmensamente feliz.

POSTDATA:

Yo, como Nieto, estoy deseando jubilarme para no tener que ir más al colegio y así disfrutar del infinito amor de mis abuelos aplicando este prospecto-manual de uso. Porque sin ellos, el mundo sería menos interesante e infinitamente más aburrido y, amigos, nadie me recordaría lo guapo que soy mientras me comen a besos.


12 comentarios:

  1. Me ha encantado! jaja. NO le queda nada hasta jubilarse... pobre.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado compi!!! Me has hecho recordar un monton a los míos ;))))

    ResponderEliminar
  3. Los abuelos son lo mejor del mundo! Me ha encantado el humor con que lo relatas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bruna, me encanta verte por aquí. ¿Qué seríamos sin los abuelos, de cuántas nos han sacado y cuántas nos han tapado?

      Eliminar
  4. Pues yo voy al contrario, a mi me desquician un poco los abuelos.... es que nunca hacen caso de lo que les dices.. y claro luego viene la criatura como viene, con tanto consentimiento y tanta malcriadez !! Para ellos son adorables no, lo siguiente, como no les llaman la atención, les consienten en todo.... pero con los papás harina de otro costal !! ¿ o no ?

    Besos, este post ha tocado mi fibra, porque tengo yo unas peleas con algunos abuelos... ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no puedo creerlo! No te gustan los abuelos. Es cierto que muchos de ellos no te oyen o hacen como que no te oyen como padre para luego hacer lo que les da la gana "total, como soy viejo" jua jua jua. Buen punto de vista!

      Eliminar
  5. ¡No había leído yo este post!
    Afortunados aquellos que pueden disfrutar de sus abuelos, yo apenas, vivían muy lejos, cosas de la emigración... Mis sobrinos lo hacen, y he de decir que Hugo tiene razón en todos los puntos, lo de abuelos desmontables es total jajaja

    ¿Cuándo tu visión sobre las tías caldosas? ;P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Qué haríamos sin los abuelos!!! Mi amona (abuela) materna es casi como si fuera mi amatxo!! Qué me dure mil años q es la única que me queda!

    ResponderEliminar
  7. Esta forma de describir los abuelos es simplemente genial. Me ha gustado mucho y lo de "desmontables" es muy gracioso. Los abuelos son muy importantes para los nietos y los nietos para los abuelos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...