5 beneficios de disfrazarse + 9 ideas caseras low cost



A la mayoría de los niños les encanta disfrazarse ¿sabes por qué?. El motivo hay que buscarlo en que vestidos con un traje diferente a lo habitual, sienten que representan un personaje especial y único. Si no sabes de lo que te hablo es que hace demasiado tiempo que no te disfrazas. Ven a leer los motivos por los que debes potenciar y facilitarles a tus hijos el disfraz todo el año.




- Hijo deja ese palo ahí. No podemos llevárnoslo a casa-

- ¿Por qué no, mami? Soy Harry Potter y hago magia con él. Y cuando llegue a casa, seré un director de orquesta, un pastor, Luke Skywalker ...


No entiendo por qué las madres no comprendéis estas cosas. ¿Será que nunca habéis sido pequeñas?.

Aún recuerdo el verano en que adopté a "Piedrita" y me convertí en su papá. La llevaba a todos los sitios, la cuidaba, la amantaba ... Y a ti te hacía gracia ver cómo aquel juego simbólico de padre te enseñaba cosas sobre mí mientras la fantasía y creatividad aumentaba. Pues el palo es lo mismo. Y además, también, gratis.

Disfrazarse va un poco más allá y me gusta mucho. Taparme la cara no tanto, sobre todo cuando tenía 4 años que no me gustaba pintármela ni ponerme una máscara, me sentía desplazado y raro. Yo necesitaba ser protagonista y por lo tanto quería que se me viera la cara. ¿Lo entiendes verdad? Eso sí, podías vestirme de ridícula oruga que ya ni me importaba. Todo el mundo diría igualmente ¡qué bonito! y yo les respondería con una sonrisa, a ver si caía algún caramelo.

Ponerse ropa de mayor, maquillarse, ser otro es una manera más de jugar, de divertirme y, sobretodo, de aprender. No es necesario que el disfraz sea realista para que sea divertido. Recuerdo una vez que rescaté mi traje de dálmata, una bolsa de basura y todos mis animales de goma. Lo organicé todo de tal modo que fui Santa Claus con una bolsa llena de juguetes subido al trineo tirado por mis renos particulares. Horas de estímulos, interacción y capacidad memorística.




5 BENEFICIOS DE DISFRAZARSE

1. Aprendo a expresar mis sentimientos como miedos, deseos o necesidades de forma más directa, utilizando la máscara del superhéroe que tiene vértigo, miedo a los perros o no le gustan los guisantes (¡qué casualidad!).

2. Al teatralizar un personaje, mi lenguaje cambia, aumenta mi vocabulario y la capacidad de expresarme abiertamente (digo adiós a la vergüenza).

3. Potencio mi memoria, mi capacidad de concentración y la coordinación psicomotriz.

4. Aumenta mi empatía, mi capacidad de entender a los demás con el juego simbólico (hoy cocino yo, como papá y ese chef de la tele).

5. Favorece la comprensión y aceptación de normas-obligaciones
de la vida cotidiana: me disfrazo de profesor-padre-superhéroe y para hacer cumplir la ley (¡estás castigado por no hacer los deberes!).



CONSEJOS PARA PADRES

* Los niños de 2 a 6 años, es normal que no quieran taparse la cara con caretas ni pintársela. No te preocupes, acepta que él es el protagonista de su historia.

* Que el disfraz sea de su gusto y con sus aspiraciones. Podrás acertar si son de sus personajes de ficción favoritos y de las profesiones que admira, pero pregunta siempre.

* Que sea cómodo. No hay nada peor que intentar divertirse "encorsetado".

* Deja durante todo el año un baúl o caja a su alcance con todo tipo de trajes, pelucas, sombreros, delantales, pinturas y complementos para que pueda disfrutarlo cualquier día.




9 IDEAS SENCILLAS, CASERAS Y CREATIVAS






Imágenes obtenidas (por orden): secretocotidiano.com - www.pequedisfraces.com - Pinterest - Disfracesycarnaval.es - www.manualidadesinfantiles.org - www.decoideas.net - unamasenlafamilia.com - fiesta.uncomo.com - Pinterest




30 comentarios:

  1. A mí me encanta pero como juego típico que los peques siempre suelen hacer aunque no se disfracen. Es una pena que siempre se relacione disfraz con carnaval solamente cuando es algo tan genial que se puede utilizar continuamente. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser algo habitual y debemos facilitárselo. Hay mucho que aprender y que nos pueden enseñar a través del cambio de roles. Si uno está atenta, es sorprendente cómo actúan nuestros pequeños cuando interpretan. A mí me encanta!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. así me gusta que disfrutes, que tú sabes hacerlo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Seguro que tú también sabes, y no se te ha olvidado. Me equivoco?
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Pero qué guapoooooooooo!!!
    Disfrazarse cuando uno es niño es chulísimo.
    Me encantan todos los disfraces de las fotos!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esta foto ya hace varios cuantos años, pero me encanta. Ahí disfrazado de Bob Esponja entre otros niños y tan feliz ...
      Me encanta verte por aquí Celia. Un abrazo cariñoso :)

      Eliminar
  4. Que divertido disfrazarse!! Mis niñas de hecho tienen un baúl enorme lleno de disfraces, pelucas, incluso ropa mía "algo llamativa" que ya no uso...¡y tendrías que ver lo que juegan! A mi da una risa cuando las oigo... Por supuesto hago como si no me enterara de lo que dicen, pero es divertidísimo observarlas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es increíble como unos collares, pelucas y sombreros pueden llenar una tarde de alegrías y aprendizajes. A mí también me encanta escuchar sin que se aprecie, jajaja, pero no por cotilla, ojo, sino para aprender de él y de su ingenio. Es increíble lo creativos que son los niños.
      Un abrazo Sonia.

      Eliminar
  5. Creo que tengo la niña rara ���� Yo siempre he sido de disfrazarme de cualquier cosa, pasar horas imitando animales o personas, pero mi hija... Esta niña me ha salido como el padre, le gusta maquillarse y ponerse mascaras pero no disfrazarse, y si le da por hacerlo no le dura ni dos minutos y eso que tiene un cajón lleno de disfraces de todo tipo, el último el de Ladybug que lo queria por todo el oro del mundo y una vez se lo ha puesto. Eso si maquillarse y ponerse accesorios si que le gusta, así que con eso me conformo de momento �� Disfruta de la imaginación que es el mayor poder del que disponemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pués mira, se disfraza a su manera: sólo la cara. Seguramente aún no está preparada para dar el siguiente paso, pero el día que lo de, quizás empiece por ponerse tus zapatos jajajaja.
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  6. ¡¡¡¡¡Hola!!!!
    Me encanta, es que en mi casa somos de disfrazarnos mucho. Mis hijos se pasaban la vida disfrazados a diario, yo en Carnaval lo pasaba genial, mis padres también se disfrazaban, y me disfrazaba mucho en el día a día. Y mis hijos a día de hoy a la mínima se disfrazan, hacen Cosplay y son como Mortadelo, jejeje.

    Los motivos me han gustado mucho.
    Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué familia tan divertida la vuestra! Al final es un forma creativa de jugar y aprender que debería no acabar a pesar de la edad.
      En nuestra familia estamos pensando en recuperar esta fiesta para, en una cena que hacemos con amigos durante el carnaval, instaurar el disfraz obligatorio para poder asistir. Este año no da tiempo, pero lanzaremos la idea y para el próximo. Ya te contaré.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  7. Mi hija ha sido una loca de los disfraces desde bien chiquitita. De hecho, en su cuarto tenía un baúl lleno de todo tipo de trapos, retos de telas, cordones, cosas que se encontraba, algún que otro disfraz decente y pinturas de cara, en cuanto llegaba a casa, lo primero que hacía era disfrazarse de lo que fuera, era su juego favorito. Sin duda alguna, era su hobby favorito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien! Cuánta diversión puede tener un baúl lleno de creatividad! Y es que lo importante no es el disfraz, sino lo que inventan con él, verdad?
      Un abrazo Verónica!

      Eliminar
  8. Uas ideas geniales las que nos propones. En cuanto a disfrazarse te dire que cada niño es un mundo,mi mayor era un suplicio cuando se tenia que dosfrazar en el cole, no le gustaba nada, en cambio el pequeño disfruta un monton. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto cuán diferentes pueden ser dos hermanos! Yo lo veo en el colegio de mi hijo, con dos gemelas. Una le encanta disfrazarse y a la otra no. Lo que le gusta a la segunda es pintarle la cara, vestir y peinar a la primera, puedes creerlo?
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Pues no sabía que era tan bueno disfrazarse... A mi hija mediana y al peque les encanta...Y siempre han tenido a mano cosas para disfrazarse, especialmente la mediana que tenía en su habitación una barra con todos los dsfraces colgados..Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena idea lo de la barra! Es más visual que el baúl que yo recomiendo, pero claro, se necesita más espacio. Al ver los disfraces seguro que, sin pensarlo, apetece jugar con ellos más amenudo.
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. Pues tienes toda la razón, a mi me parece súper sano y divertido. En casa tenemos un cajón con disfraces y le dejo coger todos los palos del mundo, subirlos a casa y cuando se va a dormir a la basura porque cuando se levanta ya no se acuerda del palo y él feliz. (Que no se acuerda lo comprobé cuando ya tenía un cajón lleno de palos a ver si algún día se acordaba de ellos, je, je, decidí tirarlo y voilà nunca más se supo)

    Un beso y Hugo está impresionante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, el palo! Como en el anuncio! Qué grandes los niños! Un palo o una piedra son suficientes para hacerlos felices.
      Un abrazo Xènia!

      Eliminar
  11. Me encantan la pieza de lego y el comecocos!!! Yo esta semana ya he llevado una peluca afro, un collar muuuuy extravagante y mañana me toca delantal para comer butifarra de huevo y coca de llardons... vamos, que estamos que lo tiramos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrías que compartirnos una foto, jajaja. Hugo hoy va de limpiabotas en el desfile del colegio. Este año han elegido el tema de profesiones desaparecidas, por un proyecto en el que han trabajado las últimas semanas, y seguro que se lo pasan en grande! Luego veré los vídeos y las fotos en la web del colegio.
      Un abrazo y disfruta de la butifarra d'ou i coca de llardons ;)

      Eliminar
  12. Que ilusion da la creatividad de los niños. Es lindo dejarlos experimentar y descubrir sus propios gustos. Mis hijo quiso usar el disfraz de Tomas el Tren por 3 años consecutivo porque le gustaba tanto, hasta que crecio y se aburrio del trencito. Pero se lo guardo con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un recuerdo muy grato. Fíjate que mi hijo, este año, en uno de los días de colegio ha llevado el disfraz de Bob Esponja (con el que sale en la foto de cabecera) después de 5 años!!! Y es que hay personajes y disfraces que nunca pasan de moda.

      Eliminar
  13. En casa siempre estuvo la cesta de los disfraces en medio del salón para que todos llegasen a ellos, aunque el año pasado Carlora decisión que ya era mayor para eso y se los regaló a Violeta que aceptó encantada. Me gusta más la idea sin centrarla en carnaval. El tema de los maquillajes aún no lo hemos abandonado, así que seguimos disfrutado de los disfraces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay el tema de los maquillajes! A las niñas les gusta mucho más que a los niños, sobretodo a medida que crecen. En casa yo pongo la cara y Hugo es quién me la pinta. Él prefiere jugar a vestirse sin pintarse.

      Eliminar
  14. Jajaja, ame el disfraz de pacman!
    Siempre me ha encantado disfrazarme! Mi madre tenía un baúl lleno de ropa vieja y disfraces de todo tipo y no sabes lo bien que lo pasábamos cada vez que lo abríamos :) Es impresionante como fuente de creatividad y entretenimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grande tu madre por tener el baúl a tu alcance!. Así en cualquier momento sientes la necesidad de jugar con la imaginación de las ropas y los personajes.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...